6 de marzo de 2011

La historia del Carnaval de Oruro en afiches

El primer afiche que tuvo el Carnaval de Oruro fue diseñado por Félix Ayaviri Zabala, en 1954. Dicho trabajo plasmó a un diablo que parece suspenderse en el aire mientras sostiene en una mano a una serpiente y es acompañado por un dragón negro. La imagen marcó una nueva etapa en la difusión y promoción de esta festividad.

El Carnaval de Oruro es, sin duda, una de las expresiones más representativas de la identidad cultural boliviana ante el mundo. Pero en 1954 la lucha por su difusión por diferentes medios de comunicación tomaba finalmente un carácter más organizado.

Fue así que éste, junto a muchos otros esfuerzos que fortalecieron el Carnaval de Oruro, hicieron que en 2001, 48 años después de su primer afiche, sea declarada como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Un impulso necesario

Con una contundencia única plasmada por el artista Félix Ayaviri, el esbelto diablo del primer afiche acompañado de la serpiente y el dragón tiene a sus pies un antifaz que hace alusión a las carnestolendas.

Según explica el periodista e investigador Fabrizio Cazorla, antes de 1954 el Carnaval de Oruro ya formaba parte de diferentes estratos sociales, hecho que se veía en los miembros de la clase media que formaban parte de las fraternidades como la Diablada.

Desde 1944 a 1945 el carnaval se asume como una nueva expresión dentro de la cultura misma de Oruro. Una muestra de ello era la organización de veladas vernaculares, donde se proclamaba a las predilectas -sin necesidad de concursos- que tenían características poéticas, culturales y literarias. Es gracias a estas actividades que el carnaval empieza a relacionar a las diferentes clases sociales.

“Se da un nuevo relacionamiento entre los grupos de la sociedad orureña. Esto motiva para que algunas autoridades e investigadores den el impulso necesario al carnaval a través del Concejo Municipal de Cultura y Estética Edilicia, integrado por varias personalidades”, indica Cazorla.

Esta instancia desarrolló un plan de organización del carnaval con varias propuestas que incluyeron el concurso de afiches, denominado “Visite Oruro en Carvanales 1954”, y la primera guía turística con los atractivos de la festividad.

El rescate del primer afiche

Poco después de que el jurado calificador determinara que Ayaviri, bajo el seudónimo de “Ayax”, ganara el primer premio, el matutino La Patria publicó que el afiche estaba circulando en forma masiva y que se había distribuido en los principales municipios del país, así como en las embajadas bolivianas en los países vecinos.

Fue también en ese periódico, en 1999, al hacer una reminiscencia de los afiches del carnaval, que Cazorla escribió: “Ayaviri pudo sintetizar el concepto emblemático del Carnaval de Oruro como es el diablo, ubicándolo en una atmósfera de colores correctamente combinados”.

Muy pocos son los afiches antiguos que promocionaban el Carnaval de Oruro que se han guardado como documentos históricos. Una de las pruebas es que en 2001 dos ejemplares del primer afiche fueron rescatados por Cazorla de un montón de papeles antiguos que estaban destinados a ser reciclados y así convertirse en papel higiénico.

Junto a ambos ejemplares se hallaron documentos históricos de la década de 1950, como periódicos y revistas.

Un medio infaltable

En años posteriores, la difusión del carnaval a través de los afiches no se hizo anualmente. Hubo afiches que corresponden a 1961 y 1965, además de otros de los que no tienen datos precisos de los años.

En 1961, la empresa Silk Express produjo uno con una máscara de moreno con serpentinas. En 1965, el artista Heriberto Portillo se luce con un diseño que muestra en forma estilizada a varios personajes del Carnaval de Oruro. Años después, aunque no se tiene la fecha exacta, Portillo volvería a sorprender con un diablo en relieve.

Para 1974 ya circulaba otro afiche que también caracterizó las rosetas de automóviles, realizado en serigrafía y compuesto de colores llamativos.

En la década de 1980 se produjeron otros diseños que siguieron mostrando las principales danzas del carnaval. Para 1993 y 1994 se empezaron a difundir afiches de la Asociación de Conjuntos Folklóricos con el apoyo de la CBN y la cerveza Huari.

“El municipio también participó con la difusión de varios afiches que tenían conceptos más elaborados y profesionales, utilizando montajes, planos panorámicos, entre otros. Para 2009, el moreno y el diablo se mantuvieron como figuras emblemáticas del Carnaval de Oruro”, explica Cazorla.

Actualmente el uso de afiches para promocionar el Carnaval de Oruro y sus fraternidades es masivo, pero sólo algunos de los más antiguos son conservados.

Félix Ayaviri Zabala
Félix Ayaviri fue el artista que diseñó el primer afiche del Carnaval de Oruro, en 1954.

Nació en Caripuyo, Potosí, en 1934. Ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Oruro el año 1949, de donde egresó con excelentes calificaciones el año 1954.

Posteriormente se trasladó a Vallegrande, en el departamento de Santa Cruz, donde se casó, tuvo dos hijos y se desempeñó como profesor de artes plásticas en varios colegios.

A lo largo de su carrera ganó diversos premios de pintura y realizó exposiciones en diferentes departamentos de Bolivia.

Diseñó también el Escudo de Vallegrande. Sin embargo, se dice que otra persona se llevó el crédito por el trabajo realizado. También decoró el teatro de esa localidad.

Fue vicepresidente de la Casa de Cultura “Hernando Sanabria Fernández” de Vallegrande y nombrado personalidad destacada por su aporte al arte de la región.

Tocaba el charango y era muy admirador de la música. Este ilustre personaje falleció en 1995, sus restos descansan en Vallegrande.



Datos y detalles
# Félix Ayaviri Éste artista que diseño el primer afiche conocido del el Carnaval de Oruro, en 1954, nació en Caripuyo, Potosí en 1934. Ingresó a la Escuela de Bellas Artes el año 1949 de donde egresó con calificaciones sobresalientes el año 1954.