2 de agosto de 2020

Materias primas empleadas en el bordado del traje del moreno

Las principales materias primas que utilizan los artesanos en la producción de un traje de moreno son las telas de diferentes texturas y calidades como el aguayo, tocuyo, hilos, lanas, lentejuelas, mostacillas, perlas, piedras, (imitación de piedras preciosas), hilos, lanas, cartones, cuerinas, plásticos, espejos, monedas antiguas, cintas, encajes, grecas, plumas, clefa,y otros adhesivos, además de los instrumentos característicos .

Estos materiales van de acuerdo a la producción que se realiza; por ejemplo si los bordadores se dedican a la producción de trajes de danza pesada o trajes de danza liviana, entre este último se encuentra más variedad de materia prima en la producción. (Juanes, 2013, 62).

Video Entrada 16 de Julio: Moseñada Internacional Real Intocables

1 de agosto de 2020

Bordado estilizado con apliques o falso bordado

Otra especialidad del arte del bordado es el bordado estilizado o falso bordado. Este es producto de la modernidad, resultado de las condiciones sociales e históricas de la expansión del folklore y las entradas festivas, así como el crecimiento de las fraternidades de danzantes. El falso bordado tiene la técnica del envuelto, el uso de apliques de lentejuelas, con fondo de telas brillosas o cuerina, uso de perlas y pedrería casi de bisutería, es decir, no es el bordado tradicional que se hace en el bastidor, sino se emplea materiales de pura fantasía, generalmente de origen chino.

Este estilo del bordado, según el maestro Quisbert (2019), es producto de la evolución donde se han perdido los saberes y técnicas tradicionales del bordado, al que añadiría la pérdida de identidad.

Los bordadores están conscientes de esta crisis del bordado tradicional que se está produciendo actualmente motivada fundamentalmente por la falta de transferencia de saberes de los maestros, la exigencia de los cientos de consumidores y sobre todo de “prestes” de fraternidades que piden novedades, colores chillones, brillos y plastificación, sin reparar en la tradición. (Mamani y Paucara, bordadores, 2018, 62).

Es cierto que todo arte está en constante cambio producto de las nuevas relaciones sociales y prácticas festivas que influyen en los productos artesanales, bienes simbólicos que no están aislados del mundo de la hipercultura, es decir, de la globalización y el consumo comercial del arte popular en el mercado turístico. En algunos casos el bordado tradicional pasa a segundo plano y se privilegia la forma más que el contenido.

Video Entrada de ch'utas y entierro del pepino desde la Garita de Lima hasta puerta del Cementerio General

Video Entrada 16 de Julio: Pujllay Taller Arquicultural

31 de julio de 2020

Técnica de dormaneado

Una de las técnicas del bordado es el dormaneado, es decir el uso de la lana de color como hilo en la máquina de coser dibujando los diseños, es un tipo de bordado con apliques sobre diversos materiales de color que adornan el traje. Un ejemplo de traje dormaneado son la chaqueta de chuta y el pantalón. Esta técnica está en el campo de los confeccionistas que combinan con el arte del bordado empleando apliques.

El uso de la máquina semi-industrial está incluido en el trabajo de los confeccionistas como las pollereras, los sombrereros e incluso los zapateros que se adecuan a complementar con aplicaciones, adornos, figuras referidas a la iconografía de la danza de la Morenada, el Caporal o la Diablada.

Actualmente, se han incorporado otros factores tecnológicos como el uso de máquinas bordadoras que complementan la actividad manual con apliques, adornos, lentejuelas, perlas, brillos, cadenillas y otros detalles, incorporación que podría considerarse un proceso de innovación constante que responde a las nuevas condiciones del contexto como el incremento de entradas folclóricas.

Video Entrada 16 de Julio: Kantus Comunidad 21 de Junio