5 de diciembre de 2021

LAS PERCEPCIONES EN TORNO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD - ¿LOS INDÍGENAS ANDINOS CONOCIERON LA TRINIDAD? Parte 2

 Guamán Poma de Ayala propone dos representaciones gráficas de la Santísima Trinidad. El primer dibujo (Gráfico 1): muestra a Dios Padre coronado con un triángulo, lleva tiara y está vestido como un Papa (derecha); al Hijo (izquierda) sujetando la Cruz, y en el centro una Paloma con las alas extendidas en rompimiento de gloria representando al Espíritu Santo; la Trinidad está coronando a la Virgen que se encuentra de rodillas. El texto dice:

Santísima Trinidad, Dios padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, un solo Dios verdadero, que crió y redimió a los hombres y al mundo, y su madre la Virgen Santa María y a todos los santos y santas y ángeles del cielo, amen, me dé su gracia para escribir y anotar buenos ejemplos para que de ellos tomen todos los cristianos siembren y planten para que echen buena fruta para el servicio de Dios Nuestro Señor, y de los malo (sic) los pecadores se enmienden y se enfrenen su lengua y corazón, su ánima y conciencia, y los que leyeren les alumbre el Espíritu Santo, y unos y otros se aconsejen y se enseñen y sepan que hay un solo Dios verdadero, la Santísima Trinidad en el cielo y en este mundo Dios Verdadero. (Poma de Ayala, T.1: 4-5)

LOS INDÍGENAS ANDINOS CONOCIERON LA TRINIDAD

El segundo gráfico representa a la Trinidad con la paloma: a la izquierda está Jesucristo sosteniendo la Cruz, al medio el Espíritu Santo representado por una Paloma y a la derecha el Padre Eterno, vestido como Papa, coronado con una tiara encerrado en un triángulo y sosteniendo el orbe, todos están suspendidos sobre nubes.

representacion de la santisima trinidad

Guamán Poma de Ayala denuncia el propósito de catequizar a los indios con la Trinidad: Deben rezar aun (sic) solo Dios Todopoderoso… primeramente se debe rezar a la Santísima Trinidad…y una vez concluido esto dirás: Único Dios, yo te adoro, protegedme, libra mi alma de los demonios, guarda mi alma de los hombres que tienen mala lengua, guarda mi hacienda, guárdame también de los envidiosos y de todo pleito.

Dios omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, criador, conservador, criador de la tierra. Y dirás: Sois Todopoderoso Dios. Amen. Jesús. (Poma de Ayala, T.1., 223) Como vemos el último gráfico 3, la imagen de la Trinidad fue impuesta a la población indígena para catequizar la conciencia y las prácticas con la nueva evangelización católica. Sin embargo, proponemos que la recepción no fue pasiva sino que fue reinterpretada o tal vez mezclada con la representación de la trinidad andina que derivó luego en una concepción sincrética o idolátrica que fue condenada por la iglesia.


23 de noviembre de 2021

LAS PERCEPCIONES EN TORNO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD - ¿LOS INDÍGENAS ANDINOS CONOCIERON LA TRINIDAD? Parte 1

 En la época prehispánica ya se conocía la concepción de tres fuerzas generadoras de la espiritualidad indígena, la Trinidad que se representaba en tres símbolos: el Alaxpacha/cielo: el Sol, la Luna e Illapa; en el Akapacha/tierra: Apacheta/Waka, Achachila y la Pachamama y en el Manqapacha donde están los saxras o el Supay. Teresa Gisbert sostiene que la imagen trinitaria fue el ídolo de Tangatanga que se representaba en tres estatuas del sol: “en el mismo templo (Coricancha)…unos cuentan que se hicieron, porque una vez se vio en el cielo tres soles; otras, la que una era el mismo sol, la otra el día, y la tercera la virtud de criar. También había opinión entre ellos que la principal estatua representaba al sol, y las otras dos eran guardas suyas. Tenían nombre distinto cada una: la primera se decía APU INTI, la segunda CHURI INTI y la tercera INTI GUAQUI… (Cobo, 1956:158.159, citado por Teresa Gisbert, 1980:88).

En el siglo XVI el cronista Felipe Guamán Poma de Ayala21 ilustra con un dibujo la existencia de la Trinidad en la cosmovisión andina:

LOS INDÍGENAS ANDINOS CONOCIERON LA TRINIDAD

Otra representación de la Trinidad, según el cronista Cobo, fue la manifestación del rayo o Illapa: “Llamaban al trueno con tres nombres: el primero y principal era CHUQUI-ILLA, que significaba resplandor de oro; el segundo CATU-ILLA, y el tercero INTI-ILLAPA, de cada nombre de estos hicieron una estatua. Al respecto el cronista Acosta nos dice: Y cierto es de notar que en su modo el demonio haya también en la idolatría introducido Trinidad, porque las tres estatuas del sol se intitulaban APO-INTI, CHURI-INTI Y INTI-GUAQUI, que quiere decir el padre y el señor sol, el hijo sol, el hermano sol, y de la misma manera nombraban las tres estatuas de CHUQUI-LLA, que es el dios que preside en la región del aire donde truena, llueve y nieva. Acuerdome que, estando en Chuquisaca, me mostró un sacerdote… que había averiguado de cierta guaca o adoratorio, donde los indios profesaban adorar a Tangatanga, que era un ídolo que decían que en uno eran tres, y tres en uno (Acosta, 1954, 174, citado por Gisbert). Actualmente en el Museo Antropológico de Sucre existen dos vasos prehispánicos con la representación de un personaje de tres cabezas conocida como el ídolo de Tangatanga. 

Posiblemente estas “trinidades prehispánicas”, hayan sido reinterpretadas posteriormente durante la Colonia, surgiendo narrativas de doble sentido como memorias y fragmentos que perviven en el subconsciente o ajayu de los indígenas que las percibirían como deidades que son portadoras de poder. De esta forma ellos no habrían visto en esas trinidades ningún signo de herejía o representación demoníaca.

20 de noviembre de 2021

LAS PERCEPCIONES EN TORNO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD - ¿QUÉ SIGNIFICA LA SANTÍSIMA TRINIDAD EN LA TEOLOGÍA CATÓLICA?

La teología de la Santísima Trinidad se expresa en la unicidad de Dios en tres personas distintas, representada en El Padre (anciano que representa a Dios), el Hijo (joven que representa a Jesús) y el Espíritu Santo (una paloma). De acuerdo al presbítero Cayetano Soler, el misterio de la Trinidad:

…enseña que en Dios hay Unidad de naturaleza, expresada en la Trinidad de personas. Se define un Dios en tres personas. Se dice Misterio porque significa cosa oculta, y se emplea en la doctrina para significar una verdad que el hombre no podrá nunca comprender del todo. ¿Cómo entender que en una sola naturaleza puede haber tres personas? San Agustín sostiene que no podía escogerse otro nombre más adecuado, porque persona en filosofía, expresa la mayor perfección natural del ser. Las tres personas divinas se llaman Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Su revelación en el nuevo testamento se encuentra en la carta de San Juan, 5,7: Pues tres son los que dan testimonio, en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo, y estos tres son uno; y tres son los que dan testimonio en la tierra: el ESPIRITU SANTO, EL HIJO – JESUCRISTO – es llamado en la sagrada escritura, el Verbo (esto es la palabra de Dios), la Sabiduría, la Imagen substancial del Padre.

Esta lectura se puede comprender: El nombre Padre significa que de Él trae origen el Hijo, el Verbo es El nombre del Hijo, significa que procede del Padre, si bien, de toda eternidad. El nombre del Espíritu Santo, es el llamado Paráclito o Consolador; el Don del altísimo, el distribuidor de los dones; Caridad o Amor de Dios, y unión del Padre y el Hijo. Por tanto, el Espíritu Santo procede de ambos del Padre y del Hijo. San Agustín ha dado el fundamento teológico a la explicación del misterio de la Santísima Trinidad, para que no haya confusiones y malas interpretaciones, como que hay tres dioses. (Soler, 1905: 83-87)

Por tanto, hay un solo

Dios que concentra todo el poder en las tres divinidades: Padre-Hijo-Espíritu Santo. La Trinidad es una, por tanto, consubstancial. Pero estas tres divinidades son distintas entre sí: Las personas divinas son realmente distintas entre sí. Padre, Hijo y Espíritu Santo, no son simplemente nombres que designan modalidades del ser divino, pues son realmente distintos entre sí. El que es el Hijo no es el Padre, y el que es Padre no es el Hijo, ni el Espíritu Santo es el Padre o el Hijo. Pero las tres divinidades se juntan en una sola naturaleza de manera consubstancial (Hoja promocional del Santuario del Gran Poder, 2015).


Video Urkupiña 2019: Fraternidad Centro Cultural Sumaj - Pujllay

12 de noviembre de 2021

LAS PERCEPCIONES EN TORNO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD - LA REPRESENTACIÓN DE LA TRINIDAD EN AMÉRICA

 La Santísima Trinidad es un dogma de fe de la iglesia católica que llegó a América durante la colonia. Según Castaño, su representación y significado surgió en el seno de esta iglesia. La leyenda Dorada, escrita hacia 1270 por el Fraile Dominico Jacobo de Vorágine, Obispo de Génova, a propósito de la Trinidad explica que… por su afán de catequizar e imponer su doctrina por todos los medios, la iglesia católica intentó colonizar la imaginación de los indios y mestizos en la temprana colonia. Pero ésta fue un arma de doble filo: la iglesia cayó en la trampa, víctima de su propio invento, al ver que del dogma de la Trinidad surgía la perturbadora y ambivalente imagen de Dios como un monstruo humano de tres cabezas, con cuatro ojos, tres narices, tres bocas y tres barbas (Castaño, 2010: 61).

En el siglo XIII aparecieron las primeras adaptaciones del Vultus Trifons, como expresión de la Santísima Trinidad, la solución iconográfica alternativa fue utilizada con frecuencia y recurrió al viejo dispositivo de intentar demostrar la existencia de la Trinidad como dogma doctrinal, sin la preocupación por la monstruosidad que resultaba de una cara con cuatro ojos, tres narices y tres bocas. La iglesia, preocupada por los ataques internos y externos, había prohibido su uso en el Concilio de Trento (1545), reiteró dicha medida en términos severos en 1628, y otra vez en 1745. El Papa Urbano VIII (1568-1644) prohibió estas imágenes de tres rostros y ordenó destruirlas (Viceministerio de Culturas, 2004:3).

8 de noviembre de 2021

LAS PERCEPCIONES EN TORNO A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

 El culto a las imágenes religiosas católicas en un contexto andino caracterizado por la colonización es muy complejo y ambiguo. La imagen de la Santísima Trinidad no fue ni es la excepción porque no obedece a las estrictas reglas teológicas establecidas por la doctrina eclesiástica católica. Más bien, este culto se sujeta a reinterpretaciones ideológicas andinas y sincréticas postcoloniales

Según Gerardo Fernández17, en la ciudad y en otros sitios del altiplano paceño existen lugares de poder. Estos lugares son las iglesias-wak’as y los Santos-wak’as, su fuerza reside en que ellas dialogan con la gente, le otorgan favores y fortuna, instalan un régimen de ayni con la sociedad a cambio de sus sacrificios y ofrendas. Qué duda cabe, la fragmentación de la sociedad invasora y sus propios modos idolátricos de relacionarse con los santos y las vírgenes abonaron el camino para una visión “en reversa” de la trinidad colonizadora (2010: 144).

Justamente, la visión en “reversa” impregna el culto “idolátrico” de la Santísima Trinidad, de tal forma que el Señor Jesús de Gran Poder adquiere fama de milagrero y dadivoso, pero sujeto a normas y valores andinos que los devotos establecieron en sus relaciones expresadas en dones y aynis que había que cumplir para solicitarle favores. De acuerdo a Fernández, proponemos entonces que, gracias a esta complejidad y ambigüedad en el culto, el santuario pasa a convertirse en un espacio sagrado andino, donde mora una wak’a18, donde mora el “Tata” del Gran Poder, quien podría ser una wak’a-divinidad humanizada. Otro autor supone que es un Mallku/Cóndor que tiene un sagrado poder de reproducción (Tassi, 2010: 71).

Este hecho se enmarca en una concepción andina de reciprocidad de dones o aynis, donde el diálogo entre los creyentes y el Señor Jesús del Gran Poder, parece indicar: te rindo culto y veneración con rituales, y a cambio me das lo que te pida. Esa es la concepción de que “la tierra no da así nomás”19, porque no se cree en algún santo o deidad andina “así nomás”:

La divinidad en el mundo andino suele ser factor de unión como disociación, de ayuda como de amenaza, de bendición como de castigo. Dentro de la lógica andina hay que hablar de una variedad de relaciones con la divinidad. Se reconocen sus muchos rostros: puede amenazar y salvar, puede estar arriba y abajo, puede ser masculina y femenina. Por el contrario, en la cultura occidental, si se da una coexistencia entre positivo y negativo, es siempre con la connotación de vencer al mal. En lo andino, lo negativo es complementario, coexistencia y no es necesario vencerlo.

Ahora veamos, ¿Cuáles son las percepciones de la imagen de la Trinidad, tanto desde la iglesia católica como en la cosmovisión del mundo andino? 

Señor Jesús del Gran Poder en el santuario



25 de octubre de 2021

LA MANIFESTACIÓN DE LA TRINIDAD EN LA PAZ - D) PEREGRINACIÓN Y CULTO POPULAR A LA TRINIDAD

 La imagen salió del convento, en manos de la monja Genoveva Carrión, y después fue llevada a varios lugares, sobre todo a domicilios de familias católicas: estuvo en la zona de Miraflores, en la calle Juan de la Riva, en la casa de los hermanos Miranda, luego en un altar de la calle Mercado Nº 45, en la calle Figueroa, en la casa de la Sra. Aurora Ruiz; luego en una casa situada entre las calles calle Yungas y México y finalmente llegó a la zona de Ch’jini. En un punto de su trajinar fue a parar a la posada13 de “las chilenas”, mujeres pecadoras. Las monjitas custodias se cubrían la cara con grueso paño, para no ser confundidas, en cambio las “chilenas” debían cubrirse la cara con velo negro para asistir a la revisión médica, porque al parecer eran prostitutas. Aquí se cumplió el evangelio que dice: “El Señor Jesús vino a salvar a los pecadores”14. De la casa de “las chilenas” se fue a una capilla con oratorio que se improvisó en la calle Antonio Gallardo de la zona de Ch’ijini. 

Un vecino de la zona, Ricardo Carranza, dio el siguiente testimonio sobre la llegada de la imagen de la Trinidad a la zona de Ch’ijini:

Había pues una imagen donde una monjita, que en esa época estaba en el claustro que había por Miraflores. Allí vivían unas ‘sores’ que no salían a las calles o salían muy pocas veces. Resulta que esta monjita se puso un poco mal, enloqueció porque tenía la imagen, la imagen de Jesús de Gran Poder. Llegó a morir esta monjita y esta imagen querían llevársela a España. Cuando ya tenía que desaparecer este convento, no sabían qué hacer con la imagen, entonces se la llevaron caminando hasta la calle Juan de la Riva. La imagen del Señor Jesús de Gran Poder no ha sido acogida porque el Señor tiene tres rostros y mucha gente se sorprendía por los tres rostros que llevaba. Era una imagen que impactaba, de tal manera que estuvo ahí poco tiempo y se fue después casi hasta la calle Ingavi. El señor de la calle Ingavi también se sorprendió y el sacerdote dijo; ‘no quiero la imagen acá’ y pasó que el párroco llegó a morir a los tres días. Luego llegó a la calle Rosario. Querían que se vaya a la calle Illampu y el padre dijo en esa época que quería construir una capilla. Un señor vecino y dueño de una casa de la calle Santa Cruz justo estaba allí en ese momento y tuvo un impulso incontenible para construir un oratorio. De tal manera que estos señores, junto con la Junta de Vecinos, gestionan una capilla en la calle Antonio Gallardo y la llaman Jesús del Gran Poder y desde ese momento se llama el barrio del Gran Poder. (Entrevista a Ricardo Carranza Quintanilla, 2009: 119-120).

A partir de 1920 el culto a la Santísima Trinidad fue en aumento, como no tenía aún un templo se alojaba en una casa donde recibía a sus devotos. Los martes y viernes se hacían reuniones de oración y veladas con la presencia de muchos devotos que iban a pedirle favores. Ricardo Carranza contó, por ejemplo, que muchos jóvenes de la zona que fueron a la Guerra del Chaco como soldados (1932-1935) pidieron al Señor Jesús de Gran Poder que les haga volver sanos y salvos.

Los devotos buscaron afanosamente un lugar más amplio para construir un templo para la Santísima Trinidad, incluso acudieron a las parroquias de San Sebastián, la capilla de Pura Pura y la Parroquia del Rosario, cuyos sacerdotes encargados se negaron a alojar el lienzo. Se dice que uno de ellos murió a los tres días, ¿castigado por el Señor del Gran Poder? Vaya uno a saber. Finalmente, se alquiló la casa de don Celso Mostacedo en la calle León de la Barra quien improvisó una capilla muy modesta. De allí pasó al domicilio de Plácido López y Braulio Salinas, ubicado en la misma calle donde se lo veneraba con oficios religiosos

Después de peregrinar por varios años, los devotos decidieron construir un templo dedicado a la imagen. Desde 1923 gestionaron la compra de un terreno en la calle Antonio Gallardo para construir un templo dedicado a la Trinidad de los tres rostros. Creció tanto la devoción a la Trinidad que los vecinos y devotos organizaron la fiesta bajo el sistema de “preste16” en la fecha correspondiente. Motivados por la fe, los creyentes celebraban misa en la parroquia del Rosario, luego salían en procesión por las calles llevando la imagen del Tata y acompañados de una tropa de misti sikuris hasta la zona de Ch’ijini.