5 de agosto de 2020

Artesanos Mascarero de máscaras

La máscara es una creación humana. Surgió en los contextos culturales del rito, arte, teatro, magia, danza y fiesta. La máscara es un elemento cultural externo que tiene la función de esconder a la persona para descubrir al actor. Es decir, descubre una personalidad y confiere una identidad de grupo y de creencias. Por eso, este encubrimiento y descubrimiento que sucede con la máscara es simbólico y confiere una identidad cultural propia. Las máscaras en los pueblos indígenas de América tienen raíces profundas, han sido asociadas a ritos simbólicos, religiosos y festivos. Por ejemplo, en la puerta del Sol de Tiwanaku, se encuentra un sacerdote llevando una máscara ritual.

En la época prehispánica, los pueblos andinos han usado máscaras en diferentes danzas elaboradas de materiales como el cuero, la lana y los metales. Históricamente la máscara tiene funciones míticas y ceremoniales, en la época precolombina las máscaras eran de oro y láminas de plata, sobre todo, en la cultura Tiwanaku, las máscaras fueron asociadas con lo ritual ceremonial, de consagración y/o festivo en ritos “funerarios”. Al parecer las máscaras eran parte integral de las ceremonias en todo momento. Los muertos en muchos casos eran enterrados con máscaras de oro y plata. (Vargas, 1993: 36).

La producción, el uso y la función de las máscaras, en la actualidad, se expresan en las diferentes fiestas urbanas y rurales en su diversidad cultural. Desde el occidente hasta el oriente, los valles y el chaco, las máscaras son portadoras de la identidad de las regiones y de los diversos grupos culturales.

El uso de la máscara no es cotidiano, sólo adquiere una función en un contexto ritual, festivo y ceremonial.
Emplea diferentes lenguajes, entre ellos el artístico, el icónico y el “convencional social” que expresa una jerarquía social. Representa diferentes contenidos rituales, sociales, de pertenencia, de crítica, de poder, de rango y autoridad.

Su función es de carácter festivo, ámbito en el que refuerza la identidad cultural de una etnia, grupo social o comunidad. La máscara no sólo encubre, sino que descubre un mundo social y cosmogónico. Es la memoria de los antepasados que vuelven cada vez que un danzante se recubre con una máscara festiva.

Actualmente, en las fiestas urbanas se escenifican danzas donde se presentan figuras y bailarines que llevan máscaras como: morenada, achachi, caporal, rey moreno, negro, rubio, waphuri, kullawaya, llamero, diablo, diableza, kusillo, p’aquchi, ángel, pepino, awki y ch’uta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario