13 de diciembre de 2017

Fiesta San Roque será postulada para Patrimonio de Humanidad

El Ministerio de Culturas y Turismo afina el dossier de la Fiesta Grande de San Roque, de la ciudad de Tarija, para enviar a la Organización de las Naciones Unidas de la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para su declaratoria como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

Lupe Meneses, técnica de la Dirección General de Patrimonio Cultural, confirmó que están trabajando en la revisión y ajustes del expediente de esta tradicional festividad religiosa que por ahora es la única en concreto, aunque está también la propuesta de la Fiesta de la Virgen de Urkupiña.

“Queremos concluir con esta labor para enviarlo hasta el 31 de marzo del 2018 que es el plazo del envío e inscripción de los expedientes de postulación ante la Unesco”, dijo Meneses.

El dossier fue elaborado por la Dirección de Cultura de la Gobernación tarijeña e incluye un documental de 10 minutos de la festividad, fotografías inéditas, autorizaciones de la Asociación de Chunchos Promesantes, testimonios, entrevistas y bibliografía.

Asimismo, Meneses afirmó que el expediente de postulación será traducido al inglés y francés que son las lenguas oficiales de la Unesco, donde debe ser evaluado para después pronunciarse dentro de dos años.

La tradicional festividad religiosa de San Roque se celebra cada año entre agosto y septiembre en devoción a ese santo patrono que salvó milagrosamente a la población tarijeña de una peste que asoló en la época colonial.

10 de diciembre de 2017

Moseñada La música tradicional de nuestros pueblos originarios

La música boliviana, recibe diversos nombres, como: música étnica, música regional, música típica, y en ocasiones también como música popular o música folklórica. La mayoría de las creaciones musicales son anónimas, que, por la cosmovisión de sus culturas, adopta un sentido de pertenencia más colectivo. Es decir, no se conoce al autor, lo que si se conoce, es que la música representa la identidad de cada comunidad.

La música tradicional de los pueblos originarios es un término que se aplica a géneros musicales, asignados en los Andes sudamericanos. El estilo de la música y danza autóctona, especialmente aymara y quechua, está caracterizado por melodías nostálgicas, evocativas, ritualizadas, que son interpretadas y bailadas de acuerdo a cada época del año, obedeciendo a un calendario basado fundamentalmente en la visión cósmico-agrícola ancestral. En el Jallupacha, una de las danzas interpretadas es la moseñada.

El origen de este género de música está vinculada a diversas versiones. Una refiere su origen a Muza, provincia de Cochabamba; la razón principal es que en esta localidad se encuentra grandes cantidades de tuquru (caña hueca), material indispensable con el que se fabrica el instrumento. Sin embargo, el tuquru, también se lo encuentra en el departamento de La Paz, propiamente en la región de Zongo, Pallarara, Arcopongo y Cho-quetanga; al margen de estas versiones, los comunarios de la provincia Aroma cuentan que en el levantamiento de Tupak Katari (1781), esta música se interpretaba en las grandes concentraciones indígenas. Y según Rigoberto Paredes, la moseñada habría nacido en Mohosa, provincia Inquisivi en La Paz y por ello su nombre.

Entre sus características, la danza de la moseñada es interpretada por varones y mujeres. Los pasos del baile son rítmicos y agraciados, ligeramente cortos y saltados. De acuerdo con la música, dan pasos hacia el frente, los brazos hacia los lados en forma coordinada. Se realizan figuras en círculo, posteriormente forman filas donde los danzarines se toman de las manos y dan vueltas repetidas, haciendo girar los witi witis o wichi wichis y sacudiendo banderas de colores vistosos.

En cuanto a las características de la vestimenta, los varones llevan una camisa, el awayu cruzando sobre el pecho y la es-palda, el lluch’u, la ch’uspas y en algunos casos, banderas multicolores en la mano. Las mujeres visten po-llera de bayeta, chaquetilla o chompa con un tari en la mano, sombrero adornado con flores y un awayu cargado también de flores, roscas (panes) o frutos. De acuerdo a cada región, varones y mujeres se presentan con arcos a manera de estandartes, los cuales identifican tan-to a la comunidad como al pasante y encargado de la fiesta. Antiguamente, en la moseñada, se utilizaban solo tres tipos de pinkillus: la salliwa, el rikinto y el irasu; en relación a sus tamaños: la más pequeña mide 50 cm, la mediana 100 cm y el más grande 150 cm.

Actualmente, la tropa de moseños está estructurada por veinticinco piezas instrumentales que constan de boldón, salliwa, irasu, rikinto, ch’illi, imilla (clarinete); además, se encuentran los pinkillus, de diversos tamaños (80, 82, 85 y 90 cm.), como instrumentos de percusión se utilizan las wankaras, adicionandose el tambor y el bom-bo.

La música de la moseñada, principalmente emplea escalas pentatónicas, aunque también hay ejemplares dotados de orificio posterior para enriquecer su escala. La banda de músicos está compuesto por diez tocadores de sallas ayquiris y cuatro tambores. Cada conjunto tiene su solista clarinete, chirimía que interpreta la misma melodía de los moseños, y es lo que sobresale y caracteriza la danza.

Rodrigo Silvestre Mamani - Lic. Lourdes Leonor Mamani Limachi.

18 de noviembre de 2017

16 de noviembre de 2017

Video Convocatoria a la Soberana del Carnaval 2018 La Paz

7 de noviembre de 2017

Vuelven a modificar fechas y sede de la Entrada Folklórica Universitaria Nacional

En definitiva Oruro no será sede de la Entrada Folklórica Cultural Universitaria Nacional, así lo afirmaron representantes de la Federación Universitaria Local (FUL), de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), quienes explicaron que por diversos factores se modificó la fecha y sede de dicha actividad, ratificando que el mismo se desarrollará entre el 9 y 11 de noviembre en Montero.

El secretario de Cultura de la FUL, Óscar Hilario Villegas, afirmó que en esta gestión Oruro no será sede de esa actividad folklórica prevista a realizarse entre el 17 y 18 de noviembre, que pretendía aglutinar en Oruro a delegaciones de las 12 universidades que se tienen en el sistema público del país.

Inicialmente se tenía previsto que Oruro sea la sede de la Entrada Folklórica Cultural Universitaria Nacional a cumplirse el pasado 4 de noviembre, pero por choque de horarios con otros eventos locales se determinó cambiar la fecha para el 17 y 18, noción que fue apoyada en una asamblea de la Conferencia Universitaria Boliviana (CUB) cumplida el pasado 18 de octubre.

Ayer por la mañana, el dirigente Óscar Hilario, dio a conocer a los medios de comunicación que este año Oruro no será la sede de la Entrada Folklórica, que debido a diversos factores de índole organizativo el mismo se cumpliría entre el 9 y 11 de noviembre en la localidad de Montero.

Mencionó que la delegación está lista para el viaje, que en representación de la UTO asistirán la comparsa "Chevere Che Che" de la facultad de Derecho y los wititis "Wayna Waras" de la facultad Técnica, las delegaciones de cada conjunto están compuestas por 24 danzarines, junto a delegados y dirigentes llegan al menos a 70 universitarios orureños que irán a Montero.

Consultado por qué se cambió la sede, Hilario arguyó que existían choques de eventos, y que el compromiso de las demás federaciones universitarias sería que Oruro sea sede el próximo año.

Sobre el mismo aspecto, el ejecutivo de la FUL, Erick Chipana, en comunicación telefónica con LA PATRIA, ratificó esta noticia, indicando que debido a los problemas de división en el sistema universitario, Oruro no será la sede de este evento folklórico nacional, y no se tiene la certeza de que el próximo año se pueda tener la sede de la Entrada Folklórica Cultural Universitaria Nacional.

ANTECEDENTES

En la XVII versión de la Entrada Folklórica Cultural Universitaria de la UTO, el jurado calificador emitió un informe donde daba como ganadores del evento a la morenada "San Agustín" en la categoría folklórico, y al conjunto chicheños "Derecho" en la categoría autóctonos, en esa ocasión se mencionó que ambas agrupaciones representarían a Oruro en la Entrada Folklórica Cultural Universitaria Nacional de este año, pero al parecer no será así.