27 de julio de 2016

Urkupiña llega al valle este viernes



Por primera vez, la Virgen María de Urkupiña llegará en peregrinación a la ciudad de Cochabamba, en una antesala de la fiesta de la integración que comenzará el 14 de agosto con la entrada folclórica, continuará el 15 con la misa y terminará el 16 con la caminata al calvario al cerro de Cota, en Quillacollo.

El párroco del templo de San Ildefonso, Víctor Benavente, dijo que la visita de la Virgen se inspiró en lo que dice el papa Francisco: “La Iglesia tiene que buscar a los feligreses, no los feligreses a la Iglesia”.

La imagen llegará el viernes 29 de julio a las 7:45 a la plazuela Corazonistas, a las 10:00 visitará las cárceles de San Sebastián varones y mujeres, a las 11:15 el asilo el Buen Pastor, a las 12:15 la Catedral. Ese mismo día a las 16:30 se realizará una misa en la plaza 14 de Septiembre y a las 18:30 una serenata para la Virgen.

“El Papa ha sido muy claro, nos ha dicho que tenemos que salir, peregrinar, tenemos que acercarnos a la gente más pobre o, como dice, a los descartados”, recordó Benavente. Explicó que hoy en día, con el avance tecnológico, hay más personas descartadas. “La sociedad descarta a los que están en la cárcel, a los abuelitos y a los enfermos”, dijo.

El arzobispo de Cochabamba, Óscar Aparicio, exhortó a los devotos de la Virgen a practicar la misericordia, el perdón y la fe, en la presentación del afiche oficial de Urkupiña, que este año muestra a la virgen con un traje rosa, con las joyas que le han obsequiado los devotos, con su imponente corona y cetro.

El vicario de Quillacollo, Alberto Bortolini, dijo que la Iglesia comenzará la quincena de preparación para la festividad de la Virgen con el mensaje: “María nos conduce a la misericordia del Padre”, que está inscrito en los afiches.


26 de julio de 2016

Ratifican la ruta para la Entrada de Urcupiña 2016

La ruta que seguirá la versión 2016 de la Entrada Folclórica de Urcupiña será la misma que la gestión pasada. Los danzarines partirán de la intersección de la avenida Martín Cárdenas y vía férrea, y culminarán en el atrio del templo San Ildefonso.

En su recorrido, de aproximadamente 4.5 kilómetros, los bailarines pasarán por la calle Soruco, el Prado de la Integración, la plaza Bolívar, la Suárez Miranda, la Waldo Ballivián y Héroes del Chaco.

En algunas de esas calles y avenidas se instalarán una docena de “carpas multidisciplinarias”, informó ayer el secretario de Desarrollo Humano de ese municipio, Marco Gálvez.

Se trata de toldos, donde habrá personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Inteligencia de la Policía, Migración, Defensoría de la Niñez y Adolescencia y la Intendencia.

La gestión pasada solo habían tres carpas multidisciplinarias a lo largo de la ruta de la Entrada, pero, ahora, se cuadruplicó el número con el objetivo de brindar mayor cobertura a los espectadores.

SEGURIDAD Respecto a la seguridad, Gálvez informó que los días 6, 13, 15, y 16 de agosto se desplegarán 7.100 efectivos policiales y 1.500 soldados de la Séptima División del Ejército.

Para optimizar su trabajo, tendrán a disposición 82 vehículos oficiales, 153 motocicletas y cinco ambulancias, añadió el comandante departamental de la Policía, Luis Aguilar.

El personal trabajará en dos turnos y una de las primeras tareas que encarará en los próximos días es el control migratorio en puntos estratégicos del municipio.

El alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, añadió que la Alcaldía se sumará a las tareas de seguridad controlando el consumo de bebidas alcohólicas en la festividad.

25 de julio de 2016

Alegría y desorden en pre Entrada de la “U”

Caos y largos baches marcaron el inicio de la pre Entrada folklórica de la Universidad Mayor de San Andrés. El traslado a la avenida Zabaleta y el cambio del punto de partida generó confusión en los estudiantes que se concentraron en distintos lugares.

"Nos han citado en la Curva de Holguín pero el inicio está a la altura del puente Trillizo. Los bloques están dispersados en dos lugares distintos”, indicaron decenas de participantes de diferentes danzas que a las 10:00 -una hora después de lo convocado- aún trataban de ordenar a sus participantes.

A pesar que durante toda la semana se convocó a los participantes a concentrarse en el ingreso a la avenida de Los Leones cerca la Curva de Holguín, el punto de partida fue instalado sobre la avenida René Zavaleta a la altura del puente Independencia. Desde allí se desarrolló la pre Entrada hasta la rotonda que está al final de la calle Villalobos.

Esta variación generó desorden en las comparsas que dieron inicio a la actividad con una hora y media de retraso. Hasta las 12:30 apenas habían iniciado el desfile ocho carreras, algunas hasta con 40 minutos de bache. No fue hasta las 14:00 que se logró agilizar el ingreso de las fraternidades.

"Hubo algunos desajustes por dos factores. Es la primera vez que realizamos la pre Entrada en esta zona y un grupo se fue hacia abajo pensando que todo empezaba en la Curva de Holguín. Eso creó un desfase que ya hemos logrado normalizar”, indicó el presidente de la Comisión de Cultura y Entrada Universitaria, Guido Zambrana.

Subsanado el problema, se aceleró el paso de los conjuntos. Al promediar las 15:00 ya habían partido 18 fraternidades de las cerca de 50 que confirmaron su participación en el ensayo.

Zambrana manifestó que esta prueba también servirá para analizar si en un futuro se puede cambiar el recorrido que tradicionalmente se realizaba por Miraflores. "Vamos a ver si cambiamos y mantenemos esta ruta. Este año la tomamos porque la Busch está cerrada”, recalcó.

A pesar de estos inconvenientes, los estudiantes no perdieron el entusiasmo. Llenos de alegría hicieron gala de sus pasos.

"Si, fue un momento de confusión pero hemos puesto las ganas y no ha sido impedimento para poder organizarnos y hacer una demostración de nuestra danza”, dijo Claudia Chuquimia, Ñusta de la Chacarera Del Sur de la Facultad de Ciencias Económicas y Financieras. Su comparsa fue la número 10 en ingresar a las 12:40 aunque en programa eran la número 17 y su ingreso estaba anunciado para las 11:20.

Quienes no desaprovecharon la situación fueron los comerciantes. Sacando ventaja del cierre de los dos carriles -aunque la pre Entrada se realizaba sólo en el de subida- instalaron desde puestos de venta de comida hasta salones de belleza.

Los espectadores tomaron las áreas verdes del lugar donde montaron un día de campo. La XXIX Entrada Universitaria será el sábado 30 de julio.



Residentes Paceños en Santa Cruz Se lucen en bailes y alistan entrada

Los residentes paceños en Santa Cruz participaron ayer de la preentrada de grupos folklóricos de la Virgen del Carmen en la zona del Cambódromo. Estos grupos exhibieron majestuosos bailes, para los que ensayan al menos con dos meses de anticipación. Los bailarines le muestran su devoción a la Virgen del Carmen, patrona de los paceños. Se tiene previsto para el próximo fin de semana la gran entrada de grupos folklóricos en la que participarán más de 50.000 danzarines, hasta llegarán conjuntos de tradicionales bandas desde Oruro.

Invitan a apreciar su cultura. El presidente de los conjuntos folklóricos, Virgen del Carmen, Fausto Conde, invitó a la población cruceña a participar de la gran entrada pues la preparan con devoción. "Las danzas, son la forma en la que los residentes mostramos nuestra cultura a los cruceños, es importante para nosotros que nos acompañen las personas que nos recibieron en Santa Cruz con los brazos abiertos", sostuvo el directivo.
La cita será el próximo fin de semana desde el mediodía.

La alegría de los universitarios contagió en las calles de La Paz

Cerca de 10.000 universitarios de las 54 carreras de la Universidad Mayor de San Andrés participaron ayer en la preentrada.

A los bailarines se sumó un numeroso grupo de comerciantes que vieron en esta actividad cultural una oportunidad para ofrecer bebidas y comidas, además de estilistas que ofrecieron sus servicios para el arreglo personal.

Las bandas de música fueron un espectáculo aparte, ya que además de interpretar la música de las distintas danzas, animaron los descansos e ingresos previos con música de reconocidos grupos folklóricos y de cumbia.

Recorrido

En esta ocasión, los bailarines cambiaron de recorrido, no fue el mismo que hacían en años anteriores, cuando pasaban por la avenida Busch.

Empezaron en la primera rotonda de la Curva de Holguín, en la zona de Obrajes, y culminaron en la rotonda de ingreso a Miraflores.

El buen clima de la jornada acompañó a los danzarines, a los familiares y a la población que asistió para observar las coreografías.

Experiencias

“Es una nueva experiencia para mí y creo que es muy importante que nosotros, como la generación del presente, difundamos la riqueza cultural de nuestra danzas a través de esta entrada”, comentó Sergio Ponce, estudiante de la carrera Comunicación Social.

Como Sergio, miles de universitarios bailaron por primera vez; no obstante, otros participan hace más de una década.

“Yo llevo 13 años batiendo el pañuelo y creo que participaré otros 13 años más porque para mí es una oportunidad de encontrar amigos, aprender acerca de las danzas y hacer mucho ejercicio”, comentó Paola Jauregui, de la carrera de Medicina.

La XXIX versión de la entrada, que se realiza en conmemoración a la autonomía universitaria, se desarrollará el sábado 30 de julio.

Un rasgo importante de esta actividad es el rescate de danzas mediante los talleres culturales.

Bermejo vive la fiesta patronal del Apóstol Santiago



En el Municipio de Bermejo inició las festividades del Santo Patrono el Apóstol Santiago. Se realizó una cabalgata que partió desde el Puente Internacional, esto con la participación de las principales autoridades de Bermejo, el párroco y feligreses que recorrieron las principales calles de la ciudad hasta llegar a la iglesia San Santiago.

Para este 25 de julio, día de la fiesta patronal, se tiene programada la misa principal para las 9:00 de la mañana con la presencia del Obispo de la Diócesis de Tarija, Xavier del Rio, posteriormente se efectuará la procesión por la avenida Luis de Fuentes, para pasar por las calles Cochabamba, Beni, Bolívar hasta llegar a la iglesia. Son varias las actividades que preparan los devotos del Apóstol Santiago, como juegos recreativos, carreras de caballo, cuarteadas, el palo encebado, el juego de la sortija, la carrera de embolsado, como así también se sirve muy temprano la tistincha (sopa con maíz y chalona).
La señora Cira Colque comentó que su familia lleva festejando 68 años a San Santiago, que fue traído desde Tacuara por sus abuelos y posteriormente pasó a manos de sus padres y ahora a manos de sus hijos que viven en la comunidad El Cercado. En esta gestión el pasante de la fiesta es el alcalde municipal Delfor Burgos.

“Cargamentos”, tradición que se transforma



Antes, durante la fiesta de la Virgen de Guadalupe en Sucre y la de San Bartolomé en Potosí, ingresaban magníficos “cargamentos” con platería y otras preseas de oro, como una muestra de devoción y agradecimiento a los patronos de estas dos ciudades. Con el paso de los años, los valiosos metales fueron trocándose por peluches, juguetes, flores y hasta productos agrícolas con poca platería. Esto ocurrió, principalmente, en la capital. La costumbre no varió en forma sustancial en la Villa Imperial.

Grover Choquehuanca Quintanilla es profesor de Estudios Sociales en el colegio Santa Rosa, ubicado en el municipio de Yotala. Él trabaja, además, en el rubro de la joyería y la platería desde los 12 años de edad, gracias a los conocimientos que le transmitieron su padre y su hermano mayor, y expresa a ECOS su preocupación por la pérdida de la esencia de los cargamentos, que de un tiempo a esta parte han ido incluyendo elementos que nada tienen que ver con la metalurgia.

Este docente es oriundo de Sucre pero su padre, Félix Choquehuanca Ibarra (fallecido), nació en el municipio de Caiza D, departamento de Potosí, en tanto que su madre, Alicia Quintanilla López, es de la capital potosina.

La fiesta y la platería
“Como trabajo en este oficio me preocupa esta situación y como soy profesor de Historia, valoro las costumbres y tradiciones bolivianas. Por eso investigué varias publicaciones sobre este tema, también leí la obra del historiador orureño Raúl Niño de Guzmán y del autor Núñez Díaz Del Prado, donde claramente dicen que esta costumbre tiene origen en la ciudad de Oruro”, comienza su explicación.

Según Choquehuanca, actualmente en Sucre nueve personas se dedican al flete de platería. Alicia Quintanilla López, su madre, es una de ellas. Hace 40 años que doña Alicia fleta piezas de plata de alta calidad, de 900 gramos, para el armado de cargamentos a confraternidades folclóricas, asociaciones de los mercados y sindicatos de gremiales ambulantes devotos de la Virgen de Guadalupe, la festividad religiosa más importante de la capital.

“Entre junio y octubre se celebran las fiestas de Santiago y de San Eloy, pero la más representativa es la fiesta en honor a la Virgen de Guadalupe”, reafirma el profesor Choquehuanca.

El costo del flete oscila entre 200 (el más económico) y 1.000 bolivianos, e incluye aguayos, piezas de plata (una sopera grande, unas 20 cucharas, un cuchillo y una paleta para torta, espumaderas cucharones, fuentes, candelabros y jarras), el vehículo de transporte, el armado y el chofer.

Orígenes
Choquehuanca sostiene que las ofrendas de plata y oro datan desde tiempos precolombinos. Posteriormente, en la cultura inca se ofrendaban objetos de oro y otros metales al Dios Sol, para agradecerle por sus bendiciones; ellos tenían conocimiento sobre fundición de metales y elaboración de objetos. “Lo mismo hicieron otros pueblos con la Madre Tierra, como muestra de agradecimiento por los frutos que les ofrecía”, agrega el docente.

Los cargamentos también evocan la llegada de los españoles a este lado de América. La conquista. La explotación de metales valiosos… En Oruro, representaban a las caravanas con metales que salían rumbo a España transportadas por jumentos.

Los cargamentos eran otra cosa: un asno o un buey, en cuyos lomos colocaban un phullu (frazada) y, encima, monedas y otros objetos labrados con plata pura. Más adelante, las bestias se cambiaron por motorizados.

“No era una forma de ostentar una fortuna familiar, sino un recuerdo de la esclavitud, del sufrimiento en las minas por la codicia de los españoles. Después le dieron un significado de ofrenda en algunas fiestas religiosas”, explica el orfebre.

Como le ocurre a toda cultura con el paso del tiempo, las tradiciones, costumbres y creencias relacionadas con los cargamentos han cambiado por el sincretismo. Pero también debido a la falta de conocimiento e información se pueden tergiversar. En Sucre, por ejemplo, se ha visto que algunos cargamentos incluso llevan productos agrícolas que evocan a la cultura yampara y el armado de las pukaras.

“El objetivo es que esta actividad costumbrista no muera ni se distorsione, es revalorizar y mantener su esencia a través de la historia”, aclara Choquehuanca.

En Potosí
La cuna de los plateros está en el municipio potosino de Caiza D, donde los artesanos forjaron gran parte de los objetos de plata que ahora están distribuidos en diferentes puntos del país y el exterior.

“Allí están grandes artesanos, mi padre también aprendió el oficio allí. La orfebrería es un oficio difícil de practicar”, comenta el profesor y orfebre a ECOS.

Él asegura que en Potosí hay más cargamentos que en Sucre y que allá no han sufrido tantas modificaciones.

La fiesta de San Bartolomé o de Ch’utillos es la principal festividad religiosa de la Villa Imperial, donde en devoción al santo ingresan decenas de nutridos cargamentos con la característica central de la platería conservada durante varias generaciones, aunque algunas familias también las fletan.

La del Niño Jesús es otra fiesta importante, en la que los devotos acostumbran anotar misas. Entre los días de la Navidad y el Año Nuevo, luego de la ceremonia litúrgica ingresan en procesión minicargamentos bien ataviados con platería. Hace varias décadas que sobresale, entre otras, la del Niño Jesús del Sindicato de Transporte Pesado San Cristóbal.

Choquehuanca espera que en Potosí se continúe preservando la tradición de los cargamentos, sin reemplazar la platería por flores, juguetes y otros elementos que desvirtúan su significado original.

“No era una forma de ostentar una fortuna familiar, sino un recuerdo de la esclavitud, del sufrimiento en las minas por la codicia de los españoles. Después le dieron un significado de ofrenda en algunas fiestas religiosas”, explica el orfebre y profesor de Estudios Sociales Grover Choquehuanca Quintanilla.