9 de octubre de 2016

Entrada Universitaria 2016 mostró el folklore de Bolivia

La XVII Entrada Folklórica y Cultural Universitaria 2016, como todos los años logró mostrar el colorido y la riqueza que tiene el país, sobre todo la danza de diferentes regiones de Bolivia, que se transforma en patrimonio, demostrando el porqué del denominativo a Oruro, como Capital del Folklore.

Con varios conflictos, principalmente en la organización, este sábado 8 de octubre se desarrolló la Entrada Universitaria con 57 conjuntos, los que hicieron el deleite del público, con su alegría y coreografías de las diferentes danzas.

Fueron miles de jóvenes que demostraron su destreza al momento de bailar los diferentes ritmos del país. La danza con mayor crecimiento sin duda esta gestión es el salay, con seis conjuntos que bailaron al ritmo de este contagioso zapateo.

El recorrido comenzó en la intersección de la avenida Villarroel y Pagador, donde se registró un retraso considerable para su inicio, siendo responsables los conjuntos que debían iniciar la entrada, quienes llegaron a iniciar su recorrido casi dos horas después del horario señalado, siendo el primer conjunto el más conflictivo, pues provocó un desfase en todo lo programado. La comitiva llegó a la plaza 10 de Febrero cerca de las 11:00 horas, donde la gente ya esperaba ansiosa el desarrollo de la entrada folklórica.

Ya normalizado el ingreso de la entrada cultural, el jurado calificador se acomodó en el palco preparado en la Avenida Cívica "Sanjinés Vincenti" donde cada fraternidad ofrecía un espectáculo diferente al del recorrido, con el objetivo de impresionar al jurado, que esta gestión estuvo integrado por el ex prefecto de Oruro, Alberto Luis Aguilar y el dirigente de la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO), Jorge Bilbao.

A pesar que la actividad no se desarrolla con carácter devocional, la imagen de Nuestra Señora del Socavón, se pudo apreciar en una mayoría de los conjuntos folklóricos, porque los que son católicos le ofrecieron su devoción con su danza, aunque en esta gestión los bailarines no ingresaron al Santuario.

La diversidad de colores de la vestimenta de cada uno de los conjuntos fue otro de los atractivos muy característico de este tipo de actividades, la coreografía, la alegría, entusiasmo de los estudiantes contagió a muchos niños que fueron parte de algunos conjuntos a la par de los estudiantes.

El control de la Policía y Defensa al Consumidor del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO), reguló el consumo de bebidas alcohólicas, pese a que existieron jóvenes que transgredieron la Ley Seca emitida por el Municipio, pues encontraron las artimañas para consumir algunos licores.

Algo negativo que ya mencionamos fue la desorganización con la que se desarrolló la entrada, notando cierta falta de autoridad en los organizadores, quienes ante la falta de respeto de algunos integrantes de los conjuntos folklóricos, únicamente acertaron a sacar las banderas de sanción.

Algunos conjuntos ingresaron en otro orden, porque sus danzarines no estaban a la hora de la partida, eso sucedió más que todo con la Morenada San José de la Facultad de Medicina, que ocasionó varios "baches" y desorganización en el orden de ingreso.

Por la noche ya se apreció que las fuerzas del orden fueron rebasadas, porque se evidenció a varios jóvenes en total estado de ebriedad, que "ensuciaron" el desarrollo de la entrada folklórica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada