20 de marzo de 2017

El Pujllay demuestra que está más vivo que nunca


PASANTE

El alcalde Iván Arciénega entregó ayer la fiesta a su homólogo de Tarabuco, Iver Meras, y a la Centralía Provincial de Tarabuco, que en su condición de nuevos alfereces, ahora deben preparar la Pucara 2018.

El Pujllay, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, demostró ayer que está más vivo que nunca, y de eso quedaron convencidos los miles de visitantes que llegaron a Tarabuco.

La manifestación cultural nativa tuvo como invitados especiales al gobernador Esteban Urquizu, originario de la cultura Yampara, y al alcalde de Sucre, Iván Arciénega, el pasante de la Gran Pucara.

"Es un profundo honor haber recibido el año pasado esta Pucara y ahora retribuir como hacen todos, es decir, devolver aumentando un poco más. Este año la Pucara creció en dos metros", destacó.

Según se informó desde el Gobierno Municipal de Tarabuco, la Pucara de este año llegó a una altura de 12 metros, todo un récord.

"Esta es la forma de apoyar nuestra identidad cultural. Estamos en el Pujllay, conmemorando la batalla de Jumbate, cuando Carrillo, Calizaya, Pacori y otros líderes indígenas ofrendaron sus vidas por la libertad latinoamericana", destacó.

Agregó que la cultura Yampara simboliza la resistencia ante el mundo y que está más viva que nunca.

El alcalde de Tarabuco, Iver Meras, afirmó que el Pujllay es la expresión de la cultura viva más grande de Bolivia y del mundo. "Es por eso que hemos sido declarados Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO", justificó.

"Somos parte de una cultura que conserva la originalidad, la esencia, la pureza de lo que es un pueblo guerrero, por eso celebramos", añadió al agradecer el acompañamiento de su homólogo de Sucre y del Gobernador de Chuquisaca.

Por su lado, Urquizu, en idioma quechua, repasó brevemente aquel histórico hecho del 12 de marzo de 1816, que hoy se recuerda como la batalla de Jumbate.

Hace 201 años los guerreros yamparas no sólo acabaron con el ejército español sino que se comieron los corazones de los soldados realistas, por ello el apelativo de "sonqhomikhus" (come corazones).

El Gobernador invocó de la Pachamama, a la que se le hizo una ofrenda ayer, fuerza para mantener la unidad nacional, a la cabeza del presidente Evo Morales, y del departamento de Chuquisaca, para alcanzar el desarrollo deseado.

"La Pucara para nosotros también es una expresión y agradecimiento a la madre tierra que nos da el alimento, el agua y la vida. Ojalá año tras año tengamos mejores días para el pueblo boliviano", expresó.

No hubo transmisión del Pujllay por el canal estatal Bolivia Tv, que el año pasado sí lo hizo cuando llegó el presidente Evo Morales.

La señal de internet para telefonía móvil de ENTEL fue deficiente ayer, no se podía mandar fotografías y menos videos.

ÁREA METROPOLITANA

El alcalde de Sucre, Iván Arciénega, aprovechó esta ocasión especial para anunciar la concreción del proyecto del área metropolitana del que serán parte la Gobernación y los municipios de Sucre, Yotala, Yamparáez y Tarabuco.

"Hemos trabajado este proyecto para que los cuatro municipios podamos apalancar financiamientos y encaremos proyectos grandes", informó.

Por ejemplo, añadió, se podría trabajar la doble vía Sucre-Yotala a partir de una sinergia entre la Gobernación y las alcaldías del área metropolitana.

"Hoy en esta hermosa fiesta del Pujllay lanzamos este proyecto donde la Gobernación y las cuatro alcaldías jugarán un papel importante para buscar alternativas de solución de manera integral a diferentes temas como turístico y cultura, medio ambiente o recursos naturales", enfatizó ayer durante su discurso emitido en la plaza 12 de marzo de Tarabuco.

Un área metropolitana, que requiere de una ley nacional, permite que un conjunto de municipios planifiquen y aúnen esfuerzos para ejecutar proyectos grandes en la atención de sus problemas más urgentes y comunes. En Bolivia, los departamentos que avanzaron en esto, son Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.

Detalles

A diferencia de versiones anteriores, esta vez no asistieron autoridades nacionales ni embajadores a la celebración del Pujllay.

Tarabuco se convirtió en un mercado persa, siendo las artesanías y los tejidos las mayores atracciones para el visitante.

La Pucara de este año, que estuvo a cargo del Alcalde de Sucre demandó aproximadamente 250 mil bolivianos, según cálculos de la Comuna local.

Encontrar nuevo alférez no fue fácil. Se intentó con el alcalde de Potosí, WilIams Cervantes, y con la empresa Paceña, al final recayó en el edil de Tarabuco, Iver Meras.

La Policía desplazó cerca de un centenar de efectivos a Tarabuco y otro contingente a Yamparáez, que el sábado celebró su aniversario.

Los artistas decidieron montar una propia pucara en Tarabuco desde el próximo año; la primera alférez es la reconocida artista plástica Consuelo Sainz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada