20 de febrero de 2017

El Pepino llegó para alegrar carnaval alteño

Aproximadamente a las 12:30 del sábado pasado, el Pepino llegó a la ciudad de El Alto con la intención de alegrar los días de carnaval. El personaje arribó a la urbe por vía aérea descendiendo en una de las pistas de la Fuerza Aérea Boliviana en un avión de guerra T-33.

ALEGRÍA

Luego de descender de la aeronave, inmediatamente fue rodeado por fraternidades que representan a las diferentes asociaciones de folkloristas de El Alto, quienes serán también parte de la entrada Anata Andina que se realizará este sábado. De acuerdo con la tradición, costumbre y a decir de los organizadores, este personaje es la principal atracción de las carnestolendas.

El Pepino llegó a la ciudad luego de permanecer de gira durante todo el año y se prevé que se mantenga su presencia hasta el Día de Tentación (5 de marzo). Arribó con una maleta llena de alegría, serpentina y mixtura, también de productos mezclados con peras, ciruelos y duraznos, los mismos que fueron repartidos entre las personas que le esperaban en la plataforma donde aterrizó el avión.

Uno de los principales organizadores de la llegada del Pepino, Jaime Nina, explicó que esta actitud tiene un significado repleto de fe y tradición, especialmente con su relación con las mencionadas frutas que fueron distribuidas como producto de la cosecha que hizo el Pepino durante su recorrido por todo el mundo y que con ella trajo alegría para todos los alteños.

Mientras que, como parte de un recibimiento afectuoso, los ch’utas que esperaron más de una hora la llegada de este personaje le llenaron de serpentina y mixtura como retribución a todo lo que obsequió el Pepino.

RECORRIDO

De forma posterior al acto de recibimiento, el personaje carnavalero fue llevado bailando por la avenida Juan Pablo II hasta la avenida 16 de Julio, donde se realizó la fiesta de recibimiento al personaje, quién bailará hasta el próximo 5 de marzo en la ciudad de El Alto.

“De la misma forma como le hemos recibido también lo despacharemos el Día de Tentación; abordará el mismo avión que le trajo hasta la ciudad y nuevamente podrá recorrer todo el mundo para llegar el próximo año”, dijo el dirigente de la organización de folkloristas, Jaime Nina.

PEPINO

La presencia del Pepino en el carnaval paceño fue registrada en las entradas populares de 1908, sin embargo se presume su participación desde muchos años atrás. Está directamente relacionada al Pierrot, personaje integrante del arte de la comedia italiana, junto a los demás personajes europeos participantes de obras de teatro.

La afirmación que se desprende de un estudio realizado por la Secretaría Municipal de Culturas, a través de la Dirección de Patrimonio Natural y Cultural, añade que “hacia 1850 aparecen arlequines y dominós en La Paz, ésta información nos permite deducir que entre ellos se encontraban también los pierrots.” (Rossells, 2009: 109).

MáSCARA

El principal personaje de las carnestolendas generalmente lleva una máscara con tres cuernos que serían una adaptación a partir del K’usillo (Rossells, 2009: 115), por lo que la influencia andina estaría presente.

Algunas caretas actuales incorporan cuernos que se asemejan a las del arlequín. El mascarero Antonio Vizcarra Morales, habría creado en 1956 las caretas de yeso con tres cuernos elaborados con cuero, especialmente para la comparsa de carniceros denominada “Romperragas”, quienes habrían relanzado la figura del Pepino en los carnavales de la época. La sonrisa en la máscara, así como la nariz respingada serían una apropiación del gesto radiante pintado en el rostro del Pierrot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada