28 de junio de 2013

Entrada de zona 16 de Julio contará con apoyo policial

El presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos de la zona 16 de Julio del Distrito 6, Jaime Nina, aseguró que la entrada folclórica de este barrio contará con el resguardo de 400 efectivos policiales con la finalidad de garantizar la seguridad del evento.

De acuerdo con la información brindada a EL DIARIO por el principal dirigente de la festividad de la Virgen del Carmen, se está pretende garantizar la integridad física tanto de los bailarines como de los propios espectadores, antes, durante y después de la entrada.

Para el efecto se tiene la participación de varias instituciones como la Unidad de Bomberos, Radio Patrullas 110, unidades de salud como el Servicio Regional de Salud y la propia Alcaldía, con quienes se coadyuvará la realización del evento.

Para el efecto, el Organismo Operativo de Tránsito (OOT) se hará cargo del corte de las vías por donde que desarrollará la entrada folklórica, el 15 y el 16 de julio, de manera que no existan problemas de tráfico vehicular en los sectores por donde recorrerá el mismo.

Según la versión de Nina, el 15 de julio, día en el que se programó la entrada, se tendrán cortes de vía efectuados desde las 7:00 de la mañana a la altura de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), altura zona Villa Esperanza, para llegar hasta la avenida Juan Pablo II, carril de bajada, hacia la zona Río Seco, hasta llegar a la avenida Alfonso Ugarte, carril de subida, hasta la Plaza Libertad, para tomar la avenida 16 de Julio, pasando la Plaza La Paz, donde será la desconcentración.

Por su parte el municipio, tiene a su cargo la implementación de 15 baños en puntos fijos y 8 urinarios móviles en el todo el recorrido de la entrada, para los espectadores.

El dirigente también se refirió a las aseveraciones de los dirigentes del autotransporte del sindicato de Tiawanacu, quienes habrían pedido a las autoridades, municipales normen inclusive la realización de este tipo de manifestaciones folklóricas, señalando que en el presente caso y en otras similares que se realizan, especialmente en barrios, los motorizados no se movilizan a más de tres a cinco kilómetros, por lo que no existiría ningún peligro.