26 de enero de 2013

Diseños de los bordados distinguen a los caporales de los diferentes conjuntos

Los diseños de los bordados en los trajes distinguen a los caporales de los diferentes conjuntos de esa especialidad, así cuenta el propietario de Bordados Rey Andino, René Manzaneda que desde hace varios años confecciona la vestimenta de las fraternidades de esta especialidad de danza que participan en el Carnaval de Oruro, Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Aunque el Rey Andino actualmente también está realizando trajes para diablo, tinkus y otros, esencialmente trabaja con los caporales, siendo su especialidad por muchos años.

Explicó que la diferencia entre las fraternidades de caporales depende del diseño, por ejemplo, señala, el conjunto San Simón se caracteriza por el bordado de dragones, en cambio los Sambos se caracterizan por llevar figuras diferentes, como soles, medias lunas u otro tipo de adornos.

"Cada uno de los caporales tiene su distinción con sus diseños, tratando de resaltar en su presentación en el Carnaval", expresó Manzaneda.

En la confección de los trajes de caporal, aseguró que si se realizan en cadena, es decir, entre 100 o más, el tiempo que les lleva es de 2 a 3 meses, pero que cuando es por unidad, se complica, ya que sólo para un traje se requiere de 15 días. "Si hablamos por unidad suele ser un proceso más largo, porque hay que sacar el modelo, la costura el bordado, y nos lleva como unos 15 días un solo traje, mientras que en cantidad es un proceso mucho más ágil", refirió el bordador.

Contó que como creadores de los trajes también deben conocer la historia y de qué personaje se trata para poder efectuar el traje y los diseños en los bordados.

Es así que el caporal se caracteriza porque es el que manda, lleva sombrero, chaqueta, faja, botas, buzo y el chicote.

Para comenzar el arduo trabajo, Manzaneda dijo que esperan los pedidos que casi siempre llegan después del Primer Convite, el mes de noviembre, y se toman hasta enero para entregar su obra, cuyo costo depende del diseño, del costo de la materia prima y de la cantidad de bordado, entre otros.