9 de octubre de 2012

En Sica Sica protagonizaron fastuosa entrada en homenaje a Virgen del Rosario

Con la participación de trescientos bailarines aproximadamente, por cada una de las cinco fraternidades participantes, la población de Sica Sica, provincia Aroma de La Paz, protagonizó una fastuosa entrada folklórica en devoción de la Virgen del Rosario.

Cada año a principios de octubre, Sica Sica se caracteriza por ser la población del área rural que con mayor devoción y gran despliegue festeja a su Patrona.

La tradición criolla de “pasar preste” se patentiza también y al mostrar galas lujosas y mucho entusiasmo, quienes entregan y reciben la fiesta llegan a gastar hasta cerca de cien mil dólares en la organización de la fiesta.

Para las autoridades ediles de Sica Sica “ la fiesta de la Virgen del Rosario, es una bendición, porque como en ninguna otra época del año, el municipio recibe a miles de visitantes que en su mayoría al ser turistas llegados del extranjero, ayudan a la sobrevivencia de varios negocios como hoteles, posadas, restaurantes y a los propios guías lugareños ”

Wálter Maisó, alcalde del lugar dijo que “ las tradiciones no mueren porque los bolivianos tienen mucha fe católica y a la hora de rendir tributo a sus devociones, no escatiman esfuerzos y gastos ”.

Asimismo, se mostró muy satisfecho por la educación, cultura y respeto con que se desempeñó la entrada del pasado fin de semana.

A la cita asistieron también representantes de lugares colindantes como Maca, Capunuta y Collana, caracterizados por presentar novedosas coreografías en la interpretación de la morenada .

Como no podía de ser de otra manera, en esta oportunidad, la fiesta de Sica Sica contó con la presencia de destacados grupos musicales que le pusieron el toque novedoso a la fiesta.

“A veces es complicado el tratar de contabilizar a las personas que llegan para participar de la fiesta de la Virgencita del Rosario, sin embargo, calculamos que fueron más de diez mil quienes vinieron a apreciar la belleza de nuestro municipio y también admirar el folklore en su más pura expresión ”, afirmó el Burgomaestre.

La festividad se celebra el 6 de octubre de cada año y fue declarada Patrimonio Cultural por la Asamblea Legislativa. Como uno de los más recientes logros, el 28 de septiembre pasado, el diputado Alejandro Zapata promovió una condecoración a esta festividad como reconocimiento a su significado para el país.