20 de abril de 2012

"Warmis Yanaparicuna" revaloriza vestimenta de la chola antigua orureña

La directora del Centro de Promoción Social "Warmis Yanaparicuna", Fidelia Gómez revalorizó la vestimenta de la chola antigua orureña, puntualizando que es tiempo que las mujeres que utilizan este tipo de vestuario deben mantener esta identidad y no copiarla de las paceñas o cochabambinas.

Para ello, la institución a su cargo organizó la elección de la mujer que lleve de forma correcta la vestimenta de la chola antigua, en ese sentido las postulantes modelaron su ajuar.

Gómez lamentó que en esta versión no hayan participado las mujeres que a diario utilizan pollera, esto porque la vestimenta de la chola orureña ya fue alienada, así que se respetó lo que se emitió en la convocatoria, en que todas las mujeres, sin discriminación de origen o edad, participaron, con el único requisito de contar con más de 18 años de edad.

El jurado, integrado por entendidos en la moda, antropología y cultura calificaron minuciosamente el vestuario de las concursantes, sin pasar por alto cualquier detalle como el uso de la pollera, los pliegues, la manta, blusa, sombrero e incluso zapatos.

El docente de Antropología, Pablo Elías explicó que se tomaron en cuenta elementos de la vestimenta, ribetes originales y las características de la chola orureña. En ese sentido se lamentó que las participantes llevaron elementos que no son parte del ajuar de la chola orureña.

La pollera debe contar con tres alforzas de uno a un centímetro y medio, debe estar cuatro dedos debajo de la rodilla, en el caso de las botas debía ser cuatro dedos por debajo de la rodilla en sentido tubular con broche en el costado, agujetas en la parte delantera y el taco de estilo Luis XV.

La blusa lleva un tocado desde la manga con un bolado al igual que la parte del cuello con encajes hacia fuera. En el certamen se pudo apreciar una manta castilla que solamente en Oruro se usaba, el sombrero antes de 1925 era de tocado alto, de paja, fabricado con un látex especial, a partir de ese año se cambia a sombreros de fieltro (lana procesada) exportado desde Estados Unidos e Inglaterra, es decir el conocido como tipo borsalino pero muy fino.

La ganadora de este certamen fue: María Elizabeth Morales, la segunda finalista fue Yandira Rufino Serrano y la tercera Margarita Mamani, quienes son consideradas como identidad de la chola de antaño a quienes se les entregó un certificado por su aporte a la cultura orureña.