13 de junio de 2011

‘Para pintar morenada hay que bailarla’, dice Mamani Mamani

“La morenada es una profusión de color y Mamani Mamani es también color, imagínese esa combinación... mi nueva serie, que tiene como eje esta hermosa y apasionante danza, será prácticamente una colisión de colores”, anuncia el pintor Roberto Mamani Mamani.

Además, baila en el Gran Poder desde hace tres años y afirma que las cosas hay que hacerlas desde “adentro, una mirada exterior es ajena, no se llega a comprender las cosas. Para pintar morenada primero hay que bailar morenada.

Toda inspiración tiene que ser auténtica, hay que vivirla. En el caso de esta danza es necesario bailarla. Hay que emborracharse como una experiencia de vida, de una manifestación de nuestra rica cultura y así absorverla en carne propia. Es la única manera de encontrar la verdadera autenticidad”.

Toda su nueva serie se basará en la morenada, “en todo lo que compone el baile, estarán achachis morenos, un rey moreno, una china, una ñaupa chola (chola antigua), todos estarán presentes en la serie porque cada bloque tiene una particularidad. Parece que fuera uniforme, pero no lo es, y precisamente, pretendo representar esas diferencias de baile, de vestimenta, de actitud, distinciones que uno se entera desde ‘adentro’”, asegura Mamani Mamani.

“Antes ya había hecho algunos trabajos sobre la morenada, pero no había bailado todavía, la compenetración que he alcanzado ha sido fundamental, todas las ritualidades, la recepción, la invitación, el primer ensayo, el segundo ensayo, la elección de la paya, etcétera, hasta llegar a la entrada te hacen ver cómo la festividad del Gran Poder no comienza y termina en el día de la entrada principal”, reflexiona.

Mamani dice que en la fiesta todos participan, se borra la frontera entre espectador y bailarín. “Al momento de la creación de los cuadros tomo muy en cuenta esos aspectos”. Su próxima colección constará de aproximadamente 40 cuadros y el artista quiere que se acompañe con la publicación de un libro que tenga un estudio histórico del folklore.

La exposición debía estrenarse durante la fiesta del Señor Jesús del Gran Poder (sábado 18 de junio), “pero con todos los viajes, mis compromisos, mis funciones como presidente de Los Catedráticos, etcétera, me he retrasado, aunque saldrá para este año sí o sí”.

La incursión de Roberto Mamani en el mundo folklórico llegó a través de una invitación de la morenada Juventud San Pedro Residentes de Achacachi.

Hace tres años fue invitado para que diseñe su invitación y también le pidieron que baile. Aceptó ambas propuestas: bailar y hacer el diseño. El año pasado también realizó ambas cosas. La historia se repite tres años después con el aditamento que fue elegido como presidente de la mesa directiva.

Invitación. La invitación de este año (que ilustra esta página) fue hecha por el pintor paceño y evoca al Señor Jesús del Gran Poder con los brazos abiertos en señal de acogida a sus devotos. El sol es sustituido por una cruz andina, está arriba al centro y se apropia de todo lo referente a la vida.

Según cuenta Mamani Mamani, los tres reyes morenos que están en el lienzo representan a los tres pasantes de este año. Cada uno sale de una montaña y sus esposas están al lado de cada preste. La pintura original de la morenada fue adquirida por los pasantes.

Primera experiencia con el baile

‘Mi abuelo, Domingo Mamani, era el bordador en mi pueblo de los trajes. Hacía las k’awas (pechera de tigre con plumas) de la quena quena, ese fue mi primer acercamiento. Después, vi las fiestas con mis padres que participaban en las entradas de San Joaquín en Cochabamba’.