13 de junio de 2011

La Paz se viste de folklore

Nuevamente la ciudad fundada por don Alonso de Mendoza será invadida por el ritmo del folklore nacional y el color, ya que estamos a escasos días de lo que será la nueva versión de la festividad del “Gran Poder”.

 Desde las primeras horas de este 18 de junio más de 25 mil bailarines, de 63 fraternidades tomarán las calles céntricas de la ciudad de La Paz; será una demostración cultural donde los vestuarios con diseños exclusivos en colores vivos, desfilarán en esta entrada folklórica.

 A decir de David Mendoza, sociólogo investigador, los últimos años las morenadas fueron el centro de atención, tal vez sea porque los danzarines cada año se esmeran por presentar un atuendo innovador. “Al ritmo de las canciones nuevas, los morenos y sus parejas, renuevan su fe ante el Señor Jesús del Gran Poder, agradeciendo por los favores recibidos por su gracia, y demostrando su opulencia. La mayoría de estas fraternidades que hacen sus mejores pasos frente a la imagen del Señor, lucen sus mejores galas ostentando el poder económico que caracteriza a estos grupos” dijo.

 Esta celebración pagana, denominada también la “Fiesta mayor de Los Andes”, es una festividad donde no se escatiman recursos económicos, tanto que varias comparsas danzan a lo largo de los casi seis kilómetros por donde se extiende el baile, con seguridad privada y en algunos casos, con guardaespaldas particulares, ya que las joyas que porta cada bailarina fácilmente superan los cinco mil dólares. El juego de joyas que lleva una mujer cuesta casi seis mil dólares, entre el prendedor de la manta, el ramillete para el sombrero y los aretes. Los hombres portan solapera, pisacorbatas, medallón y esclavas, cuyo costo es de unos tres mil dólares. Los anillos tienen un costo adicional. Toda la joyería tiene que ser de oro, ya que lo contrario significa desprestigio.

Morenada, danza pesada...

• Luis Quisbert tiene 21 años, integra la fraternidad “Fanáticos del Gran Poder”. La alegría que el público derrocha a lo largo del recorrido es lo que le empujó a formar parte de esta gran fiesta y asegura que no son necesarias las bebidas alcohólicas para bailar con alegría sino mucha fe. Su traje tiene más de 10 piezas y su precio es de $us 1.500 aproximadamente, lleva por lo menos tres meses de trabajo.

• Mónica Pamela Sánchez Herrera (izq.), tiene 24 años y éste es el tercer año consecutivo que baila por fe y devoción al Señor Jesús del Gran Poder, es miembro de la Fraternidad morenada “Catedráticos”. El diseño de su traje fue un regalo de Roberto Mamani Mamani, integrante de su fraternidad, su costo que oscila entre $us 2200 a 2400. Destacó que por tratarse de una entrada ecológica las plumas que lleva su traje son adquiridas del Ministerio de Biodiversidad y Medio Ambiente.

Kullawada, danza liviana...

Elvia Pamela Corico Pastén, “Palla 2011” representa a la fraternidad “Kullawada X” del Gran Poder. La danza que baila es de las denominadas livianas, una de las principales representaciones coreográficas aymaras que representa a los hilanderos y tejedores del altiplano, con su impacto en la economía y cultura. Tiene como lugar de origen las poblaciones cercanas al Lago Titicaca.

Tarqueada, danza autóctona...

Lizeth Apaza es de la fraternidad “Zánganos de Sopocachi” quienes resaltan esta festividad con su paso al ritmo de la “Tarqueada”, danza autóctona originaria de las comunidades andinas de Bolivia. En el departamento de La Paz se la interpretaba en las provincias Camacho, Ingavi y Pacajes en ocasión de una boda o la construcción de una casa.

Datos...

• La veneración al Señor del Gran Poder data del siglo XVII, pero las primeras fraternidades folklóricas se formaron en 1923.
 • El lienzo muestra a Jesús con tres rostros: el derecho predice las cosas buenas, el izquierdo desea desdichas y el del medio, la súplica y el perdón.
 • La imagen del “Tata” llega a unos vecinos de la zona de Chijini de un convento, tras el fallecimiento de sus propietarias.
 • Al darse cuenta que la imagen era milagrosa empiezan a crear una especie de mini cofradía.
 • Hacen una celebración eucarística entre mayo y junio, allí empieza a tocar un grupo de sicuris.
 • En 1923 surgieron las primeras diez fraternidades folklóricas.
 • En 1927 se crea la fraternidad más importante de ese entonces “Diablada de la Unión de los Bordadores”, posteriormente surgen las morenadas.
 • En 1974 la organización pasa de los vecinos a lo que hasta ahora es la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder.
 • Ese mismo año gracias a las gestiones de Lucio Chuquimia, la entrada que sólo era de la zona logra entrar al centro de la ciudad.
 • Fue Hugo Bánzer quién apadrinó esa entrada formando parte de la comitiva.
 • En 1992 “Gran Poder” es nominado como Patrimonio Cultural de la ciudad de La Paz.
 • La celebración hasta esa fecha era una “fiesta de clase baja” ahora la fiesta conquistó a la clase media y alta.
 • Uno de los elementos fundamentales es el movimiento económico, ya que genera infinidad de empleos temporales.
 • Ser miembro de la fraternidad ganadora supone una condición de estatus.
 • Desde hace 15 años se elige a la “Palla” del Gran Poder, (“palla”, palabra aymara que significa “elegir”).
 • Es la primera entrada folklórica en declarase ecológica.