19 de septiembre de 2010

Los niños demostraron talento, alegría y habilidad en la entrada de Mini Ch’utillos

Tal como se esperaba, la entrada de Mini Ch’utillos de este año fue un éxito por el derroche de alegría, talento y habilidad de los niños danzantes y el esfuerzo que demostraron los padres de familia.
Uno de los detalles de la jornada de ayer fue que los trajes se mostraron uniformes en el estilo, color y muy apropiados para la estatura de los bailarines.
De acuerdo a la danza todos se esmeraron para dotarles de máscaras, botas, abarcas, pañoletas, mantas, chalinas y sombreros como complemento del traje.
Según explicaron los maestros, muchas de las fraternidades los hicieron confeccionar de acuerdo a sus exigencias, por tanto son propios del establecimiento a diferencia de otros que tuvieron que alquilarlos.
De dos años se volvió a ver una entrada espectacular, ya que el desenvolvimiento de los niños, la belleza de las danzas y el colorido de los trajes le pusieron la nota especial.