22 de mayo de 2010

Danzas livianas del Gran Poder Kullawada Ch’ukutas y Antawara unidas en 2010

• “El folklore se construye no sólo de hechos basados en el pasado, sino también viviendo nuestra modernidad”, dijo Carlos Parra.

La fe en el Señor Jesús del Gran Poder y en la Virgen del Socavón, además del gusto por la danza de la kullawada unieron a las fraternidades Ch’ukutas y Antawara para exhibir su arte, un año más en la “Festividad Mayor de los Andes”, que este domingo recibirá la promesa de más de 30 mil bailarines.
El rescate y la innovación de los trajes del tradicional “wapuri” y “la awila”, del bloque Ch’ukutas, aportarán a la elegancia, la tradición y el garbo que caracteriza a esta fiesta.
KULLAWADA
La Kullawada es una de las principales representaciones coreográficas aymaras que representa a los hilanderos y tejedores aymaras, con su impacto en la economía y cultura. Tiene como lugar de origen las poblaciones cercanas al Lago Titicaca.
Representantes de la fraternidad informaron a EL DIARIO que la Kullawada Antawara tiene 24 años de presencia en el Gran Poder y ha dado origen a otras fraternidades que también participan con mucho éxito en esta festividad.
“Este año, la fraternidad, recibió al bloque Ch’ukutas para presentar su propuesta folklórica basada en pequeñas investigaciones de campo desde hace un poco más de 10 años. Los Antawara lucirán la conocida indumentaria de kullawas, tanto en hombres como en mujeres” dijeron.
RESCATARÁN PERSONAJES
Por su parte el bloque Ch’ukutas ofrecerá al público espectador y a la fiesta del Señor del Gran Poder el rescate de personajes tradicionales como el “waphuri” (maestro y guía de los hilanderos) y “la awila” (esta vez interpretada por atractivas damitas).
CARACTERÍSTICAS DEL TRAJE
El traje de “waphuri”, que lucirá París Galán (Carlos Parra), líder de la Fraternidad Ch’ukutas, se constituye en el rescate de un modelo de 1968, con el pantalón de bota ancha, el ch’ulu original de la provincia Muñecas del departamento de La Paz y los zapatos con terraplen, al estilo de los suecos, propios de la moda de los años 60 y 70. Según Galán, tal como se presentaría en la misma época el cantante Luis Carrión, conocido intérprete del clásico en ritmo de kullawada “Elizabeth”.
Otro aporte de los Ch’ukutas, este año, es el personaje de “la awila”, originalmente interpretado por un hombre vestido de mujer, a modo de sátira. Sin embargo, este año la personificarán mujeres, quienes lucirán innovadores y estilizados trajes, vistosos en color, diseño y elegancia, además de las ruecas originales de los hilanderos. Esta propuesta fue basada en el hecho de que en los últimos años, este personaje casi desapareció en la danza de la kullawada.
“Definitivamente el rescate de los trajes y personajes de la tradicional kullawada son un aporte significativo a nuestro folklore y cultura nacional, pero también nos gustaría discutir este tema con autoridades y especialistas, porque muchas veces no son reconocidos por falta de información y la investigación debida”, manifestó Parra.
“La cultura y el folklore son dinámicos y son entes vivos que año tras año se actualizan, modernizan y se renuevan, es el caso de las danzas de caporales, morenadas y otras. Tanto los diseños de la ropa como los materiales utilizados para su confección son totalmente foráneos, modelos basados en películas como Matrix, diseños de trajes al estilo Obama, son pruebas de que nada es estático y el folklore se construye no sólo de hechos basados en el pasado sino también viviendo nuestra modernidad”, agregó.
“MODELO 2010”
La tropa de la fraternidad Ch’ukutas lucirá este año un traje negro con vivos fucsias y vistosos bordados del guardián de La Paz, el coloso Illimani, en variados colores y tradicionales ruecas, símbolo de la danza de los hilanderos.